3 consejos para vencer el desánimo

3 consejos para vencer el desanimo mensaje cristiano de aliento para mujeres

 

Para quien esté en sufrimiento o en desaliento, comparto hoy 3 consejos para vencer el desánimo.

La Palabra de Dios siempre nos da la clave para dejar el desespero, la turbación y la falta de alegría. Mira este pasaje:

«¿Por qué te desesperas, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues lo he de alabar otra vez. ¡Él es la salvación de mi ser, y mi Dios!». Salmo 42:11

Antes de ir a la solución, tenemos saber qué es el alma. Las emociones, la voluntad y el pensamiento forman tu alma.

A continuación ¿Cómo entra el desánimo al alma?

— Cuando tienes desánimo en tu alma es porque no hay armonía entre las emociones, la voluntad y el pensamiento.

— Cuando las emociones se disparan, la voluntad y el pensamiento no

responden adecuadamente.

— Si la voluntad es débil y quebradiza las emociones y el pensamiento se adormecen.

— Si el pensamiento es negativo las emociones y la voluntad se derrumban. Y la fe se debilita.

No permitas que tu alma tome el control en tu fe. No te angusties, mejor decide poner tu esperanza en Dios. Deja de preocuparte, alaba al Señor. No tienes que sufrir, agradécele a Dios porque Él te salva de todas las situaciones que te atormentan.

Te sugiero 3 consejos para vencer el desánimo

1.- Ordénale a tu alma que se calme en el nombre de Jesús. Háblale a tu alma y dile: “Alma, tranquilízate. Espera en Dios, pues lo he de alabar otra vez, no te quedes en ese estado de depresión, levántate en el nombre de Jesús y vas a colaborar en una alabanza para Él”.

2.- Infórmale y declara que Dios es tu Salvador. Tu alma tiene que escuchar lo siguiente: “Dios es mi Salvador y mi fortaleza. Con su ayuda voy a salir de este desánimo y angustia. Alma, tienes que saber que yo voy a celebrar la victoria que mi Señor me da”.

3.- Alaba a Dios. La alabanza disipa toda tristeza y desata su poder sobre tu vida. Amiga, ahora abre tu boca y empieza a exaltar su nombre: “Dios Altísimo, tú eres mi Torre fuerte. La fortaleza que protege mi vida, la Roca de la eternidad y mi Padre amoroso. Confío en tu amor y me ayudarás a salir de esta adversidad”.

Oramos:

“Padre Dios, hoy vengo ante ti con la necesidad de ser fortalecida. Decido hoy llenarme de ti para que mi fe sea aumentada; hoy tomo autoridad sobre mis emociones, mi voluntad y mi pensamiento, les ordeno en el nombre de Jesús que se aquieten dentro de mí; porque Dios es mi Salvador y el que tiene cuidado de mi vida.

Te pido que me ayudes a seguir estos consejos para vencer el desánimo, para que tu Palabra me dé vida nueva, Señor.

Tuya es la honra, la gloria, el poder y la alabanza, Señor. Te alabo porque eres bueno, eres fiel y no hay otro Dios tan grande y amoroso como tú. Por eso te amo, mi Dios. En el nombre de Jesús”.

Amiga cazadora, si este mensaje ha tocado tu alma, no dudes en compartirlo. Porque seguramente alguien lo está necesitando.

Que Dios fortalezca y anime tu alma, tu amiga,

Lidia E. Cames

(Entrada antigua: Ánimo para tu alma)

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

Cazadora de promesas: fuerte y valiente

cazadora de promesas fuerte y valiente mensaje de aliento para mujeres cristianas

 

Amiga cazadora de promesas:

Quiero animarte a permanecer confiando en Dios aunque tengas una batalla muy difícil para enfrentar. No pierdas de vista tus promesas, amiga.

¿La batalla es grande?

Mucho más grande es tu Dios que pelea por ti.

Por muy grande que sea el problema, por muy difícil que esté la situación, por muy fuerte que sea el ataque, por muy poderoso que sea tu enemigo, no hay por qué temer.

Cazadora de promesas fuerte y valiente:

Debes saber que contigo está el Dios Grande y Fuerte, el Todopoderoso. Esa es la ventaja que tienes tú como  cazadora de promesas: Tu Dios es más poderoso que cualquier cosa que se levante en tu contra.

Cuando eres fiel al Señor, sigues sus caminos y lo pones como el número uno en tu vida, no hay lugar para el miedo, ni para la derrota. Porque el Señor nuestro Dios siempre nos defiende y pelea por nosotros.

No hay batalla que se pierda si tu Dios es este mismo del que te estoy hablando.

Con Él siempre vas a tener victorias. No tengas miedo, querida cazadora, ni te desanimes; cree que el Rey del Universo está de tu lado para pelear y ganar tus batallas.

Las promesas de Dios son para las cazadoras que no se asustan ante los problemas o los ataques, sino que confían en su Dios Todopoderoso.

Para terminar, te comparto una promesa que te ayudará en los momentos más duros de la batalla y estarás en pie cuando todo haya terminado:

«Yo te pido que seas fuerte y valiente, que no te desnaimes ni tengas miedo; porque yo soy tu Dios, y te ayudaré por dondequiera que vayas». Josué 1:9 TLA

Si esta palabra te ha bendecido y edificado, compártela mi amiga, porque seguramente bendecirá también a tus contactos en las redes sociales. Te bendigo en el nombre de Jesús, querida cazadora de promesas fuerte y valiente.

Un abrazo de tu amiga,

Lidia E. Cames 

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa